martes, 15 de marzo de 2011

Nunca pensaste antes de actuar.

Besos, besos, besos y más besos.
  -Te quiero.-Sonríe.-Te quiero mucho.
Vuelven los besos, y te acaricia la cara.
En este momento, aún no te lo puedes creer, pero lo primero que te viene a la cabeza es esa frase que nunca te imaginaste pensando. "Lo ha dejado todo por ti. Amanda, créetelo, pero ha dejado todo lo que alguien desearía tener por ti."
Por un instante te separas de él, con una seriedad inesperada para la situación.
   -¿Qué te pasa?.-Se preocupa por un instante.
   -Te quiero.
Él sonríe.
   -Ya te lo he dicho, yo te quiero mucho, ya ves... Te amo.


4 comentarios:

  1. Que ternura hay en el ambiente !:)
    Un besote!
    Mery!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito. :') Me ha gustado mucho esta entrada. Ha sido corta, pero muy tierna. ^^

    ResponderEliminar